¿En qué consiste la inversión?

Este permiso ha sido creado hace poco tiempo en España para inversores en inmuebles y otros tipos de activos, como deuda o acciones. Para los inversores en inmuebles, se exige que hayan comprado uno o varios inmuebles por valor de al menos 500.000 €. Los inmuebles deben comprarse sin cargas, libres de hipoteca.

En primer lugar se otorga un visado de residencia, que permite al inversor viajar a España y la zona Schengen sin restricciones. Este visado da lugar a un permiso de residencia con una validez inicial de 1 año, que se puede renovar por un periodo inicial de 2 años y sucesivos de 5 años, si se mantiene la inversión.

Las principales ventajas del permiso de residencia son las siguientes:

  • El permiso se otorga con rapidez y de manera automática si se cumple el mínimo de inversión.
  • Para la obtención del visado de residencia, no es necesario tramitar la tarjeta de identificación del extranjero.
  • El permiso da derecho a vivir y trabajar en España.
  • No exige residir efectivamente en España, aunque el titular lo puede hacer.
  • La familia del titular (cónyuge e hijos menores, y los mayores de edad siempre que sean económicamente dependientes) también quedan cubiertos por el permiso de residencia.
  • Se puede alquilar el inmueble y obtener un rendimiento.